Sociedad de la Información

“Redes de organizaciones sociales en la construcción de alternativas en la Sociedad de la Información. La experiencia de la Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe.”


Doctoranda: Ana Laura Rivoir.


Seminario Interdisciplinar sobre la Sociedad de la Información.

Prof. Manuel Castells.



RESUMEN

Se ha constituido una nueva estratificación social en base a las posibilidades de “movilidad” del individuo. Los más poderosos son aquellos que tienen mucha movilidad y acceso a las nuevas tecnologías de la información – los “turistas” - Se trata de un modelo excluyente, existiendo otro tipo de sujetos que son los que no acceden a está movilidad –los vagabundos- y quedan atascados a su localidad. Existen organizaciones sociales de reflexión-acción a nivel global y local que buscan modificar esta situación algunas desde trincheras de resistencia y otras a través de identidades proyecto. En este articulo se indaga sobre la organización en red que permiten a través de la conexión global-local, la transición de una identidad de resistencia a una de proyecto y como Internet forma parte de este proceso. Para ello se estudia el caso de la Repem, red de organizaciones que ha logrado una permanencia tanto a nivel global como local y que refleja una novedosa conexión global/local, cambios organizativos y utilización de Internet.


INTRODUCCIÓN

El desarrollo de las tecnologías de la comunicación han cambiado los términos de las relaciones sociales en las sociedades contemporáneas. Mejoran las condiciones tecnológicas para el aumento del intercambio ya que se comprime la relación tiempo/espacio. Sin embargo, la difusión y el acceso a estos avances están muy lejos de ser igual para todos los habitantes del globo. Por el contrario, según Bauman: “Los usos del tiempo y el espacio son tan diferenciados como diferenciadores. La globalización divide en la misma medida que une: las causas de la división son las mismas que promueven la uniformidad del globo. Juntamente con las dimensiones planetarias emergentes de los negocios, las finanzas, el comercio el flujo de información, se pone en marcha un proceso “localizador”, de fijación del espacio.” (Bauman, 1998)

Este proceso conforma según Bauman (1998) parte de las consecuencias humanas de la globalización, y un proceso de polarización social y de fragmentación que produce dos tipos de ciudadanos en este mundo. Bauman sostiene que la movilidad constituye el factor de estratificación más poderoso de las sociedades actuales, en el que las decisiones, el poder, las transacciones, la vida, esta dada por la capacidad de movilidad de los individuos. Sobre la base de los avances tecnológicos y los cambios en la relación tiempo/espacio, esta movilidad es real no sólo cuando implica desplazamiento sino también cuando es virtual. Lo virtual es real, el acceso a nuevas tecnologías constituye un elemento clave de esta movilidad y por ello de estratificación y polarización social. Mientras unos se convierten en ciudadanos globales otros quedan atados a la localidad. Esto implica más libertad para los que acceden a la movilidad y más marginación y exclusión para los que no lo hacen. Por un lado, están los “turistas” y por otro los “vagabundos”.

Beck plantea citando a Held, la importancia de construir una democracia cosmopolita. En esta se deben incluir en los entramados de poder de orden global a los individuos y su relación con las organizaciones interestatales y las organizaciones no gubernamentales. La acción de estas organizaciones gira en torno a distintos campos de acción –social, económico y político- y constituyen los fundamentos del derecho democrático cosmopolita. Esto apunta a la construcción de un poder transnacional ante el debilitamiento de los estados nacionales que son quienes han sostenido hasta ahora los derechos sociales de los ciudadanos. En esta nueva trama del poder global debe ser integrando lo local y lo global, y también los distintos niveles en los que participan los individuos –doméstico, trabajo, o públicos en la sociedad civil. (Beck, 1998)

Esta conexión de redes globales es la que según Villasante (1998) posibilita la creación de un Tercer Sistema de Valores que estaría en construcción, basándose en elaboraciones de propuestas alternativas a la lógica de los grupos globales de poder. Manifestación de este fenómeno son los Foros paralelos a las cumbres mundiales (Río de Janeiro, Copenhague, etc.) que construyen discursos y propuestas alternativas y constituyen un referente para la coordinación global de las acciones locales. Se trata de un sujeto colectivo que actúa como contraparte social, cuya lógica de acción no responde únicamente a la reivindicación y presión sino también a una lógica proactiva o propositiva.

Si partimos del supuesto que esta construcción identitaria surge de grupos cerrados que comparten un mismo “credo”, que ello es lo que los fortalece y los estimula en sus actividades de reflexión/acción debemos cuestionarnos sobre sus capacidades transformadoras de lo social más allá de esta dinámica reducida a lo más “íntimo” del movimiento o comunidad. En principio podríamos vincular las característica de la identidad de resistencia a las organizaciones de arraigo local frente a una dinámica global “despersonalizada” o menos “identitaria” caracterizada por el predominio de vínculos débiles y menos en creencias, convicciones y valores fuertemente arraigados.
Se trata de una resistencia al poder dominante que agrede las vidas de los individuos, a través de los cambios en la vida cotidiana, las instituciones y los valores dominantes. La búsqueda de refugio en comunidades es de carácter conservador, autoreferido y de oposición. Los valores propios son los que se presentan como “salvadores” de la situación. Por otro lado, la identidad proyecto surge de la apertura en los valores e integración de la diversidad. La capacidad de construcción de alternativas y de innovación en las propuestas es un signo de la misma.

Interesa conocer cuales son y como las organizaciones sociales pasan de una identidad de resistencia a una de proyecto y como Internet forma parte de este proceso. Indicios de la importancia de este factor aparecen en la descripción que hace Castells de algunos movimientos sociales que han surgido como reacción a los efectos negativos de la Globalización. Destaca tres rasgos esenciales en la relación de Internet y estos movimientos sociales. En primer lugar, señala que hay en las sociedades contemporáneas un cambio desde movimientos sociales organizados hacia movimientos sociales en red. Estos se organizan en torno a coaliciones que se constituyen en base a valores y proyectos. En segundo lugar, son movimientos construidos en torno a ideas y valores. El tercer rasgo hace referencia a que por un lado, el poder funciona en redes globales y por otro, la población vive y crea sus valores a nivel local donde construye sus “trincheras de resistencia y de alternativa”. Internet permite la articulación de los proyectos alternativos locales que se reflejan en protestas globales, es la conexión global – local. (Castells, 2000)

La idea de red es una metáfora que nos transmite la imagen de entrelazamiento de relaciones en las que los nodos son los individuos o las organizaciones y las líneas las relaciones y permite centrar el análisis en las relaciones mismas, en la interrelación entre varios sujetos o entidades. (Wasserman, 1994) Como categoría de análisis para analizar los cambios organizacionales mencionados, a partir de la contribución de E. Bott podemos definir que existen redes cerradas y redes abiertas (Hannerz, 1986). La red puede ser analizada como un sistema que depende de insumos externos para su subsistencia (Morin, 1997). Se trata de elementos que hacen a su objeto de existencia o misión, insumos que contribuyen a su organización y recursos informacionales. Las redes cerradas serían aquellas que tienen poco contacto con el medio y la red abierta es aquella que se nutre más de los insumos del entorno. En las redes cerradas predominan los vínculos fuertes, mientras que las abiertas tienen un peso importante los vínculos débiles (Rivoir, 2001). La fuerza de los vínculos está dada por la combinación del tiempo de existencia de los mismos, la intensidad emocional, la confianza mutua y los servicios recíprocos. Es así que los vínculos fuertes se caracterizan por mayor frecuencia, más intensidad emocional, mayor confianza y mayor reciprocidad. Inversamente los vínculos débiles se caracterizan por la instrumentalidad de los mismos, la baja intensidad afectiva, menos confianza y contactos más esporádicos. (Granovetter, 1978)

Algunas características de las redes, relevadas a partir de estudios anteriores, son la informalidad de las relaciones; la horizontalidad en términos del flujo de la información y en relación a la toma de decisiones en oposición a organizaciones donde predominan las relaciones jerárquico - verticales; otro aspecto es la flexibilidad en su organización y toma de decisiones. El concepto de “proximidad” también es importante en el análisis de redes, este se puede definir como la conjunción de la confianza y la cercanía de las relaciones cotidianas y del conocimiento del otro basado en la historia común. (Lomnitz, 1996). Más recientemente, se ha constatado como la proliferación de estas redes han tenido su potenciación y canalización por la expansión de Internet. Wellman sostiene que las comunidades y las sociedades han cambiado hacia un “individualismo en red”, como se ha pasado de grupos comunales a comunidades de redes de individuos. (Wellman, 20001)

El propósito de la investigación fue contrastar a través del estudio de caso de una Red de Ong, la Repem, si esta ha mejorado su integración global/local a medida que ha ido incorporando nuevas tecnologías. Sostuvimos que para las Ong socias la conexión ha significado un cambio hacia la identidad proyecto que se ha reflejado en su accionar. Partimos de que esta organización en red y la conexión global local han permitido la inserción global en términos de identidad proyecto y que se ha consolidado un proceso organizacional en el que la Repem se reticula mediante el mejoramiento del uso de Internet, este mejora su conexión global local y consolidada su identidad proyecto.

Cuadro 1. Esquema de hipótesis.

Nivel Primer etapa. Segunda etapa.
Organizacional Organización Jerárquico – Piramidal. Organización en Red.
Tecnológico Predominio de Trabajo Presencial. Incorporación de trabajo Virtual.
Identitario Identidad Resistencia Identidad Proyecto.
Territorial Local Global

Las preguntas que orientaron esta investigación se contrastan a la luz del estudio de una Red de Organizaciones no Gubernamentales. Buscamos responder a preguntas como ¿qué tipo de actividades e interacciones logran el vínculo local - global? ¿Cuáles son y cómo se dan los procesos de pasaje de una identidad de resistencia a una de proyecto? ¿Cuál ha sido el rol de Internet y como es concebido como parte del proceso y forma de trabajo de la organización?

La hipótesis principal de partida fue que la organización en red permite la conexión local - global mediante la utilización de Internet la que a su vez induce a la articulación local/global que conlleva el paso de una conciencia de resistencia a otra de proyecto.

En resumen, el articulo sostiene que en la llamada Sociedad de la Información, las redes de las organizaciones sociales constituidas a la luz de las ventajas que brindan las nuevas tecnologías, alcanzan la vinculación a nivel global. Esta integración a las redes globales les permiten un impacto mayor de sus acciones en términos de posicionarse en el nivel de lo global. La organización en red, parece ser lo que las relaciones sociales contemporáneas están imponiendo. Estas organizaciones logran así, trascender la acción local y traspasar las barreras identitarias que les han dado origen y constituir un polo de poder distinto al dominante. Esto configura una alternativa para construcción de un proyecto alternativo que no excluya a la gran mayoría de la humanidad y que contemple las dimensiones humanas del desarrollo.


ELEMENTOS METODOLOGICOS

Se llevó a cabo un estudio de caso de una red de organizaciones no gubernamentales, La Red de Educación Popular Entre Mujeres radicada la sede de su coordinación en Montevideo. Se optó por una estrategia metodológica cualitativa que permitió un análisis descriptivo y la interpretación de su discurso y sus prácticas. Como señalan Taylor y Bogdan (1986) se trata de un método inductivo en el cual se desarrollan conceptos y comprensiones partiendo de los datos, por eso mismo se trata de un diseño de investigación flexible.

Se llevaron a cabo diez entrevistas a informantes calificados integrantes de la oficina de la Coordinación. Las dos primeras fueron de carácter exploratorio e informativo y en el resto se asumió una pauta semi-estructurada que fue elaborada en forma específica para entrevistado dependiendo de sus responsabilidades al interior de la organización y por ende de la información que se pretendía relevar. Para la selección de los entrevistados se tomó como criterio los distintos niveles de responsabilidad dentro de la organización, así como las características de las tareas que realiza - priorizando aquellos más vinculados a las dimensiones de las preguntas de esta investigación.

Las entrevistas fueron grabadas y posteriormente desgrabadas para un análisis cualitativo de su contenido a partir de dimensiones establecidas con anticipación a partir de las preguntas e hipótesis de investigación.

Otro componente de la metodología fue el análisis de la documentación recabada y seleccionada sobre la Red. Esta permitió la reconstrucción de su historia, su caracterización y la descripción de sus actividades así como de su producción. Se trató en su mayoría de folletería, documentos de planificación, publicaciones, en papel y el la web.

Si bien no fue un componente central, la observación fue otra técnica utilizada para obtener insumos para el análisis. Las visitas al local de la organización han permitido una aproximación a otros aspectos como los ritmos de trabajo, la dinámica interna en general, los aspectos operativos del trabajo, el manejo de los espacios de uso de las tecnologías y la accesibilidad a las mismas.

Finalmente, se integró toda la información adquirida lo que sirvió a modo de triangulación de algunos enunciados. En tal sentido, permitió confrontar discursos y prácticas para su interpretación y profundizar y complementar los análisis parciales obtenidos.



ESTUDIO DE CASO: LA REPEM UNA RED DE CONSTRUCCIÓN DE ALTERNATIVAS.

La Red de Educación Popular Entre Mujeres (Repem) se crea en 1981. Agrupa actualmente a más de 140 Ong y a mujeres activistas y académicas de dieciocho países de América Latina y el Caribe, en torno al propósito de la justicia social, económica y de género. Para ello se propone fortalecer y articular procesos a nivel nacional, regional y global. Sus objetivos son valorizar la dimensión educativa como elemento estratégico para logra la justicia e igualdad en las relaciones de género desde los aportes y prácticas feministas. También se propone aumentar la capacidad propositiva y de influencia en las políticas públicas educativas y de género; sistematizar los debates y prácticas educativas en América Latina con perspectiva de género para difundirlas y multiplicar experiencias. Sus ejes de trabajo son: Educación, Género y Economía Popular; Educación, Género y Ciudadanía y Fortalecimiento Institucional.

En suma, se trata de una organización constituida por Ong que ha crecido en desde su fundación y que ha innovado desde un punto de vista organizativo, proceso que describimos a continuación.


De la estructura tradicional y el correo a la Red e Internet.

Desde su fundación hacia la fecha se visualiza un cambio en la estructura de la Repem que se inicia como un grupo pequeño de reconocidas lideres que va evolucionando en una estructura red. Esto se evidencia en los documentos de la organización así como a partir de los relatos de las entrevistadas. La iniciativa parte de un grupo cerrado, con lazos fuertes entre sí y probablemente con una fuerte identidad basada en el conocimiento y en la propia intensidad de los vínculos. Por otra parte, el sistema de comunicaciones se basaba en los encuentros presenciales, el correo tradicional y el fax en forma. Así describió una de las entrevistadas la evolución:

“La segunda coordinadora tenía un sistema de comunicación que era por fax y por carta. ¡Imagínate las cartas!, Demoraban 20 días en llegar, se perdían, etc. Este sistema era en forma de estrella. Ella se comunicaba con Uruguay, con la coordinadora de Chile... La comunicación iba de ella para acá, de acá a ella, de ella a Chile, de Chile a ella. Entonces vos nunca sabías lo que estaban pensando las otras. Mandar con copia así fueran cartas o de mandar circulares no se usaba en aquel entonces.” (E1)

Este sistema era fuertemente centralizado en la Coordinadora y era bilateral en sus intercambios con las Coordinadoras Nacionales. Esto habilitaba a que ocurriera por ejemplo, que la Coordinadora asumía la opinión o voto de una de las Coordinadoras Nacionales como la de todas las “del sur” y a partir de eso tomaba su decisiones. Esta Coordinadora centralizaba toda la información y de esta forma también los recursos y tenía una mayor influencia sobre todas las decisiones.

“Cuando yo empecé a ser Coordinadora, ya había cambiado el Comité Directivo y era un poco más normal ya que muchas veníamos de organizaciones. Pero estaba esa dificultad de comunicarse.” (...) “Bueno, ahora tenemos una lista de correo electrónico. Incluso en esta lista se incorporan las comunicaciones sobre temas específicos. Pero en general en el Comité Directivo se escribe a todo el mundo.”

A partir de las Figuras 1 y 2 se observa el cambio en la modalidad de las comunicaciones de la Coordinadora.

FIGURA 1. Comunicación en Estrella.
















Elaboración propia. Referencia: C. N. : Coordinadora Nacional


FIGURA 2. Comunicación Actual de la Red.




Grupos de Trabajo Comité Directivo




Coordinadora

Coord. Nacionales

Ong´s



El cambio organizacional va de la mano de las transformaciones en las comunicaciones, para ello la experiencia de trabajo en organizaciones parece ser un factor central. Las nuevas integrantes incorporaron un know how organizacional proveniente de su experiencia anterior que facilitó el cambio de orientación. Es llamativo que esta experiencia anterior de la coordinadora y de varias de las integrantes de la Oficina de Montevideo, es en una red de empresas - cooperativas . La referencia a este antecedente en la gerencia y gestión de dicha empresa es permanente en varios de los testimonios. Los factores de eficiencia, rapidez, flexibilidad, capacidad organizativa, ejecutividad, importancia en las comunicaciones, son algunos de los aspectos mencionados como heredados de dicha acumulación y aprendizaje e incorporados a la gestión de esta red.

La tendencia a lo largo de la historia de la Red es hacia el aumento de los flujos de información, el aumento de los receptores de la misma o nodos de la red, de más transparencia, en definitiva de complejización de la comunicación junto con la transformación organizacional.

“¡Nosotras teníamos una organización del estilo sindical del siglo XIX horrenda! Era la que todavía tienen muchas redes. ¡Las más democráticas tienen eso! Cada país tenía una Coordinadora Nacional, y cada una de las ocho regiones elegía una Coordinadora Regional. Esas iban al Comité Directivo más una Presidenta y una Tesorera que la elegía la Asamblea. Entonces las Coordinadoras Nacionales se comunicaban con las Regionales, las Regionales con el Comité etc. Empezaba ese embudo de las Regionales y de la Nacional con las otras... Nosotros ahora eliminamos las Regionales. Lo hicimos a partir de la discusión que dimos en un Seminario Virtual. Ahora elegimos un Comité Directivo y se trata de tener un balance regional, pero que puede tener cualquier representatividad y las mujeres no son responsables de la Región. Las Nacionales continúan pero se cortó el tapón.” (E1)

La vieja estructura contó con un Estatuto que también ha sido adaptado a través de reglamentos y prácticas respaldadas por la Asamblea. Esto ha permitido impulsar las transformaciones necesarias y normar procedimientos como los de los procesos electorales. También en este plano se utiliza el recurso de Internet, a través del cual se “cuelga” en la red o se envía a las socias y se pone a discusión el Reglamento de la Asamblea con anterioridad. Al igual que en las discusiones y debates presenciales se pone un coto en el tiempo para el mismo y de esta forma se garantiza la ejecutividad y eficiencia del recurso.

El efecto “embudo” y el “tapón” hacen referencia a la retención de información, a la concentración de la representatividad ante distintos eventos, al desigual peso en las decisiones, en definitiva a la concentración de poder y manejo discrecional del mismo. A partir de la reestructura este problema es eliminado y se simplifican las comunicaciones y el contacto más directo con las bases de la red.

“Cuando hay algún tema importante para resolver le escribo a la Coordinadora Nacional con copia a todo el país. Si le escribo a una que trabaja en el Grupo de Economía por ejemplo, le escribo con copia a la Coordinadora Nacional. Entonces la Coordinadora General descentraliza, yo no puedo hacer lo que se hacía antes “me dijeron las del Sur...” etc. Yo doy mi opinión, pero esta está siendo compartida por todo el mundo. Yo tranquila porque cumplo con informar a toda la gente.”

Por otra parte, también se cambió la composición y las características del trabajo del Comité Directivo que pasa a cumplir un rol de órgano de conducción política elegido directamente por las socias, dejando el rol de órgano representativo duplicando la incidencia de las Coordinadoras Regionales. Así describe esta modalidad la Coordinadora General:

“En Comité Directivo resuelve y la Coordinación las cumple durante el año. Antes se hacía lo que la Coordinadora quería. Llegaba al Comité Directivo y te ponía frente a una cantidad de situaciones de hecho que si cuestionabas o discutías algo fracturabas la red. Ahora las decisiones del Comité Directivo se cumplen.”

A las transformaciones de representatividad se el agrega la apertura de participar en otras instancias como lo son los Grupos de Trabajo. Estos son de carácter temático y atraviesan la red en otro nivel. En muchos casos las integrantes de estos grupos pasan a representar a la Repem en distintas instancias institucionales, globales, regionales y locales, dada la pertinencia desde el punto de vista del conocimiento y antecedentes de trabajo en la temática.

La reestructura organizacional y la innovación en la tecnología de las comunicaciones se analizan como procesos que son parte de un mismo fenómeno: el pasaje de una organización de carácter jerárquico – piramidal a una en red y el uso progresivo de Internet. Esto se representa en forma gráfica en

Cuadro 2. Secuencia tecno-organizacional.















Se detectaron cuatro instancias significativas en este cambio conjunto de organización y uso de Internet:


a) Cambio en las comunicaciones.

Un salto cualitativo se da cuando se comienza a sustituir el correo tradicional y las costosas y limitadas llamadas telefónicas internacionales y fax por Internet –correo electrónico y página web -. El uso del correo electrónico para las Ong constituye actualmente una herramienta fundamental que está bastante generalizada. De acuerdo a un Informe interno la conexión ha aumentado sensiblemente. En 1998 casi un 40 de las miembras de Repem estaban fuera de línea, a mediados del 2002 esta cifra se redujo al 10. En 1999 se evaluaba: “Tal como se ha definido desde las Coordinación General, en algunas afiliadas no existe la ´ cultura de la Respuesta ´. Tal vez, esta ´ cultura de la respuesta ´ requiere de unos aprendizajes previos orientados hacia la asunción del espacio virtual como un lugar donde necesariamente deberemos confluir para llevar a cabo el trabajo en red.”


b) El Boletín “La Red Va...”

Constituye un canal fundamental de información e intercambio que cuenta actualmente con más de 1100 direcciones a las que es enviado semanalmente, de Latinoamérica y de otras partes del mundo.

“Surge por una necesidad de comunicarnos directamente con las afiliadas, comunicar información sobre conferencias, trabajo, seminarios, etc. Antes era todo por fax... mucho más caro y complicado.” (E3)

Evidentemente el Boletín implicó un salto importante en el flujo de información y las comunicaciones al que dirigen la información no sólo instituciones sino las propias socias. El pasaje a su formato electrónico también significó un salto cualitativo importante e implicó cierta acumulación de experiencia. Así lo relata la encargada de comunicaciones:

“El Boletín lo tratamos de hacer lo más simple para que a la gente no le llegue con basura. Hay gente que tiene lo básico, lo mínimo en cuanto a tecnología. ¡A mí me encantaría hacerlo en colores y otro diseño! Pero mucha gente quedaría sin ver nada. Hay otros boletines que te ponen como un resumen y luego te ponen el link de la pagina web, pero ahí corres el riesgo que la persona no lo abra, por tiempo o por costos de conexión. También es el tamaño... no puede ser muy largo porque hay que tener una buena computadora. Nosotros tenemos un promedio de treinta paginas de mail.”


c) Seminarios Virtuales.

Hasta el momento se ha realizado cuatro seminarios que constituyen una experiencia importante que ha sido usada para distintas finalidades y que ha transformado los espacios de elaboración, reflexión y debate en la Red. El primero realizado en setiembre de 1998 sobre Pedagogía de Género fue de índole formativo, con características de curso y dirigido a implementar una discusión conceptual. Como primera experiencia fue caótica, pues no estuvo moderado. Sin embargo, confirmó la utilidad y potencialidad del mecanismo y permitió hacer cierta experiencia a los efectos de mejorar para futuras ediciones.

En julio de 2000 se llevó a cabo el segundo seminario virtual que cumplió un cometido político ya que fue preparatorio a una Asamblea de la Repem. El objetivo fue adelantar “a distancia” la discusión y el debate sobre las resoluciones que se tomarían en dicha instancia, sobre todos las vinculadas a los cambios de la estructura organizativa de la misma. A tales efectos se presentaron algunos documentos para el debate bajo el estímulo de las preguntas que lo orientaban.

El tercer seminario realizado en julio de 2001 fue teórico conceptual y tenía como objetivo la preparación de la participación de la red en la Conferencia Mundial de Durban contra el Racismo y la Xenofobia. En tal sentido, debía finalizar con elementos de carácter propositivo que permitieran fortalecer la participación de la región en dicho evento mediante ideas y propuestas. Utilizando el Seminario Virtual como recurso se logró involucrar a Ong de una forma que hubiese sido imposible mediante otra metodología. El Seminario significó una herramienta importante de conexión entre el ámbito global y el local.

El cuarto Seminario fue más bien una discusión virtual o Foro. Este se enmarcó en la Campaña Mundial por la Educación concretamente en la Semana de Acción Global en Abril de 2003.

“La idea era agitar, siempre que es preparatorio a algo es así. Se busca que la gente que está en el tema se involucre, se informe, se meta más en el tema. Lo incluya en la agenda. Cuando le pedís a la gente que haga algo le tenés que dar insumos. Sino tiene que organizar, instrumentar, pensar, escribir, etc. y ya es demasiado.” (E2)

Estos Seminarios Virtuales son una herramienta más de trabajo de la red y facilitan la conexión global /local. Habilitan mecanismos de reflexión y debates tanto útiles para la acción como para la conceptualización teórica. El flujo de información surge a nivel global y acceden a ella las miembras a nivel local, a la vez que es desde allí cuestionada, analizada y debatida a partir de las prácticas locales. Como se ha señalado en la descripción de los Seminarios mismos, facilita la extensión del debate político interno, como la movilización a partir de la incorporación de nuevas perspectivas y coordinación de acciones tanto a nivel local como regional y global.

d) Reuniones on-line del Comité Directivo.

Las reuniones del Comité Directivo vía correo electrónico constituyen una innovación de primer orden en términos de mantener una conducción permanente en un órgano donde la dispersión geográfica de sus miembros hacen imposible el encuentro presencial en forma periódica. Se intentó inicialmente chatear pero fue difícil llevar a cabo las discusiones políticas por esa modalidad tanto por razones de ordenación y superposición de las ideas como por razones de índole tecnológica ya que son más de cinco personas en el Comité. Se llevan a cabo en un día y hora previamente coordinado, con un orden del día preestablecido. Así los integrantes están frente a su casilla de mail intercambiando ideas durante dos horas para finalmente resolver acerca de los puntos tratados. Estas permiten coordinar, conducir y tomar decisiones en los intersticios de las reuniones presenciales.

Una sistematización de aspectos descriptivos de las cuatro actividades se presenta en la Tabla 1 que sigue.



Cuadro 3. Descripción de cambio organizacional y el uso de Internet.


Cambio en las comunicaciones.
Boletín “La Red Va...”
Seminarios Virtuales.
Reuniones on-line del Comité Directivo.
 Aumento del flujo de e-mails.
 Aumento del pedido de información.
 Facilita la comunicación horizontal.
 Disminución de “distancias” y aumento de la “Proximidad”
 Permite la toma de decisiones por mail.
 Comunicación al interior del equipo de la oficina.
 Pagina Web es el escaparate de la Oficina a lo global.  Edición electrónica semanal en Castellano y portugués.
 Canal de intercambio y difusión de información.
 Uso por parte de socias y particulares.
 “Democratización de la información.

 Versatilidad como herramienta tecnológica.
 Ventaja por bajos costos.
 No sustituyen a las actividades presenciales sino que se suma.
 Permite acceso a mayor cantidad de personas.
 Importa mucho el trabajo de moderación y sistematización.
 El lenguaje debe ser adecuado.
 La plataforma tecnológica debe ser sencilla.
 Permite una conducción permanente de la Red.
 No se ha logrado aún hacer vía chat.
 Habilita el intercambio de ideas y toma de decisiones.
 Da continuidad al Directivo entre una reunión presencial y otra.
 Se complementa con una Lista del Directivo mediante la que todos se mantienen informados.


En suma, se observó un cambio que podríamos caracterizar como tecno-organizacional en tanto de da en forma conjunta a nivel de transformación de la organización y la utilización progresiva de Internet. Ambos aspectos se retroalimentan y profundizan el proceso de reticulación e informatización de las relaciones.




Conectando lo global y lo local.

Podemos detectar tres niveles en los que actúa la Repem que se evidenciaron en la información obtenida as como a partir de los trabajos y actividades que desarrolla. El nivel local que corresponde a los ámbitos de trabajo de las Ong miembras y sus respectivas coordinaciones nacionales. El nivel global constituido por las Conferencias Internacionales, las redes globales, Organismos Internacionales y el propio Foro Social Mundial y un tercer meso nivel, dado que se trata de la propia Oficina de la Coordinación. Este cumple un rol esencial como nexo y articulación entre lo global y lo local, cometido que está explícitamente asumido como central desde la Coordinación General.

Se constató que la participación en redes y eventos globales ha implicado un aprendizaje y adquisición de un know how y la construcción de una metodología específica. Las integrantes de la Repem han aprendido del movimiento de mujeres a hacer lobby y advocacy, así como han accedido a información y a formas de hacer seguimiento de los acuerdos y resoluciones. Así describe este proceso una de las entrevistadas que se ha dedicado a la participación en las Conferencias convocadas por Naciones Unidas en la década del 90:

“Entendíamos que había que hacer un seguimiento para que todo no quedara en el papel. A partir de esa experiencia concluimos que hacer seguimiento es hacer lobby a nivel nacional y que es una herramienta muy fuerte no sólo de presión sino también de información y de formación de la gente. Los temas a nivel nacional están a cargo de las diferentes áreas de gobierno que muchas veces no tienen ni idea de las resoluciones. A nivel local se logró incorporar a las Ong a comisiones tripartitas, por ejemplo para planes educativos y se vio que la gente a nivel local empezaba a reclamar porque no se cumplían las resoluciones en su ciudad o el país.” (E2)

Esta incidencia a nivel local fue posible por el trabajo en red con arraigo local que tiene la Repem ya que esta misma participación y representación en instancias globales no tuvo la misma repercusión e impacto en otros lugares. Así lo describe una de las entrevistadas:

“En las demás regiones no se llegó tanto a ese contacto con lo local por el tipo de gente que levanta y trabaja la información. Eran investigadoras o académicas independientes por lo que no se logró llegar a las organizaciones locales. De cualquier manera, permitió armar un grupo que hoy sabe lo que es hacer “follow up” y que adquirió una metodología ya que la Repem sistematizó la experiencia y le dio difusión en las redes y organizaciones globales a las que se encuentra vinculada.” (E2)

Otro puente con “lo global” que tiene Repem es que constituye el punto focal de DAWN con América Latina.

”El mundo global entra por aquí, también con el Icae y Geo pero recibimos mucha capacitación desde que pasamos a ser parte de Dawn. Cómo moverse en una Conferencia, qué es el lobby, qué tengo que hacer a esos eventos globales, cuáles son las cosas que me tienen que preocupar. El tema de las investigaciones también es importante. Ahora llegamos a los resultados de investigaciones que a veces son difíciles de acceder y recibir no sólo porque están en otros idiomas sino porque tiene un enfoque muy particular – feminista – y porque ellas buscan esa vinculación entre lo global y lo local.” (E5)

En cuanto al rol de la Repem en Dawn, se sostiene que es la única representación de una Red de organizaciones y esto enriquece mucho debido a la experiencia y visión que la primera aporta.

“La coordinadora nuestra les aporta su experiencia de organización de una Red en América Latina, eso es lo que les interesa a ellas. Entonces les plantea que hay que bajar a tierra las ideas.” (E5)

Cuando las entrevistadas opinaron sobre “lo local” hacían referencia en algunos casos a los países y en otros a las Ong miembras. En todo caso se trata de un nivel sobre el que la información directa de esta investigación fue limitada ya que no estaba previsto relevar información directa. Sin embargo, se evidencia el contacto directo con las organizaciones, no sólo a través de los mecanismos y comunicaciones descritos más arriba sino también a partir de las definiciones y criterios de trabajo desde la Coordinación o nivel meso.

Un factor que apareció en reiteradas oportunidades a lo largo de las entrevistas y tiene que ver con “lo local” es el respeto a la diversidad. Se trata de un aspecto que consume gran parte del esfuerzo de las personas que trabajan en la oficina. La Repem debe representar la diversidad de las organizaciones Latinoamericanas y del Caribe que la constituyen y esto es una tarea compleja no sólo por la heterogeneidad de ese universo sino también por la diversidad cultural que representan. Se evidenció como deben supervisar y revisar cada uno de los textos, imágenes, discursos, acciones, etc. de forma tal de que no hallan elementos discriminatorios en ellos para ninguno de los grupos. Se podría hipotetizar que puede que en este esfuerzo resida su capacidad de eliminar resistencia de las comunidades locales y que esto le permita a la Red diferenciarse frente a los discursos homogeneizantes y no inclusivos.

Otro elemento que se relevó y que resulta importante pensado desde lo local, es que la Repem es una referencia en términos la información que les proporciona a las Ong. Esta conexión informativa tiene ciertas características particulares:

“Una de las cosas básicas creo es la información permanente sobre las cosas que están pasando que muchas veces a la Ong si no le llega por esa vía no la recibe. Además que la recibe de alguien que le es confiable. Es como un servicio de información “procesada” de cosas que realmente te interesan no porque te esté dando una única concepción o visión, porque en realidad el objetivo es más bien todo lo contrario, mostrar toda la gama. Pero sabes que te está dando cosas que tienen que ver básicamente con género y con educación. Luego con cosas que pueden interesar para los proyectos. Eso a la gente le interesa porque no es eso que te llega una cantidad de información que no sabes para que te sirve.” (E6)

También se relevó otro aspecto de carácter menos instrumental que el anterior que tiene que ver con el interés de las Ong en la Repem y es el sentido de pertenencia a la organización:

“Sentirte parte de una organización, de un proceso que tiene líneas y preocupaciones similares a las tuyas y que te abre las posibilidades de debatir con otros y a la vez sentir que son más posible las transformaciones, los cambios. Porque estas son Ong que están comprometidas con sectores populares, sectores empobrecidos, mujeres rurales o urbanos pobres. Hay un compromiso social que une a los que están trabajando en Repem. Hay un perfil que de alguna forma une a una cantidad de gente que concita su interés en torno a una cantidad de cosas en común.” (E6)

Otra entrevistada afirma:

“Para mí lo más importante que tiene una red es vencer la soledad y cuanto más aislada estés más te sirve estar en red. Para mí está claro que donde más aporta la Repem es llegar a las mujeres rurales, o a las investigadoras o consultoras que no están en la Universidad, esas valoran mucho recibir información. No es un tema de educación, es un tema de cuanto las personas necesitan eso.” (E7)

Por último, nos centraremos en mencionado nivel meso en el que podemos ubicar el trabajo clave de la red, es el ámbito de la articulación, del nexo del trabajo de nodo central que construye las red día a día. En el caso de la Repem los criterios son explícitos en relación a la difusión de información, de apertura de los lazos y densificación de los nodos. Del análisis de las entrevistas surgen diversos aspectos conceptuales y descriptivos que dan cuenta de porque las protagonistas consideran que la Repem es verdaderamente una red y de cómo esto es refrendado por las prácticas de la organización.

Un aspecto que surge es la instauración de una nueva cultura organizacional que comprende diversas dimensiones y que implica cambios trascendentes respecto de las viejas formas de hacer las cosas.

“Hay una lógica y una cultura organizacional que ha funcionado en las redes que tiene que ver con que yo formo parte de esta red porque voy a conseguir plata. La actitud es de demandar, de reivindicar cosas, de conseguir o pelear por un pedazo para mí. Eso es parte de un proyecto que para revertirlo lleva años que pasa por instaurar procedimientos, reglas, normas claras de funcionamiento que sean siempre las mismas. Por eso tienen que haber normas que marcan una pauta de conducta, una exigencia. Primero se definen los criterios y el perfil de la gente que debe participar y después se evalúa quien va en representación de la red. La gente empieza a reconocer que si asiste a un evento le van a pedir opinión, hacer un reporte o informe, tiene que trabajar determinada cantidad de horas, etc. Es decir, una serie de condiciones que empiezan a conformar una cultura organizacional y que son reglas que se aplican a todo el mundo.” (E6)

Esta nueva “cultura organizacional” implica establecer criterios para la reciprocidad en las relaciones entre los integrantes – individuales y organizaciones - y la red. Se apela a una responsabilidad en relación a la red y se buscan optimizar las actividades que se desarrollan, de esta forma se busca evitar los particularismos acordando los mecanismos de las decisiones para las definiciones. Como contrapartida también sostiene otra entrevistada:

“Creo la gente siente que es un espacio que le da posibilidades que le da oportunidades. ¡Hay Ong´s socias que consiguieron muchos más logros que la misma Repem través de los contactos que esta les dio! Obviamente hay estrategias de las personas más allá de que sea representando a una Ong. A veces sale más favorecidas la red, otra las personas, y otras ambas. La red es un espacio en el que se negocian permanentemente estrategias personales con estrategias generales. Hay redes sumamente cerradas, de amigas, en las cuales el resto son el coro. En una red más o menos abierta con vocación crecer, que quiere extenderse, se abren enormes posibilidades, pero para eso hay que tener claro que es lo que se quiere hacer, tener claros los objetivos de la red. Nosotros a través de las planificaciones estratégicas nos fuimos concentrando.” (E7)

La complejidad de la red debe conjugar criterios y modalidades de trabajo que a su vez la ordenen y permitan cierta racionalidad en su accionar. Reconocer que se trata de una conjunción de intereses particulares y colectivos parece ser el punto de partida. No obstante, debe haber una intención política y un trabajo específico dirigido a fomentar la apertura de la red y conciliarla con procedimientos transparentes para regular las estrategias personales. A tales efectos un segundo aspecto central es conjugar con la apertura de la red, o la amplificación y densificación de los vínculos, la definición y focalización de objetivos. Sin dudas, esto es lo que permite concentrar los esfuerzos a partir de los aspectos temáticos y de valores que incluye la misión de la red.


Las identidades: identidad proyecto o identidad resistencia.

A partir de la evidencia relevadas resulta difícil interpretar que la identidad proyecto y identidad resistencias sean dimensiones que claramente definen situaciones u orientaciones en la Repem. Se evidencia que en las ocasiones en las que aparecen estos conceptos no guardan ningún correlato con los niveles global y local. Vale decir, de ninguna manera se podría afirmar que la identidad resistencia predomina a nivel local y la de proyecto a nivel global. Contrariamente, la información de la que se dispone tanto a partir de los testimonios de las entrevistas como de la documentación analizada, es que en ambos niveles existen elementos de ambas identidades.

De todas formas no se puede ser concluyente al respecto y sería necesario profundizar en esta dimensión del estudio a los efectos de obtener más elementos para el análisis. En tal sentido, es importante señalar que la mayoría de las organizaciones que constituyen “lo local” de la Repem son Ong. Si bien trabajan en proyectos con mujeres y grupos de mujeres existe ya en esa instancia una distancia entre esa población en la que podríamos encontrar elementos de resistencia y la propia organización estudiada. La segunda limitación es de índole metodológica, estas Ong de base no estaban dentro de la muestra de las entrevistas a llevar a cabo, las mismas se desarrollaron en la sede de la Coordinación y por ende se carece de información a ese nivel.

Una de las entrevistadas señala:

“No veo que haya una relación tan lineal entre que el ámbito global sea más propositivo, de advocacy de incidir en las propuestas y el local más de resistencia. Me parece que en todos los ámbitos se paso de un rol más reivindicativo a uno más de co - responsabilidad. Tanto en lo local como en lo global. No es que en lo global se propone y en lo local se es reivindicativo, ¡No!. En lo global muchas veces la advocacy es muy reivindicativo de pedir y exigir que se incluya determinada cuestión en las resoluciones y documentos, de reclamar. Yo lo local lo asocio a nivel de un país y pienso que si uno trabaja a ese nivel significa trabajar en políticas públicas, lo que implica necesariamente tener un trabajo más propositivo. En el barrial, quizá es hablar más de demandas de la gente... Por eso hablar de global y local, no tiene esa lógica necesariamente. Porque podes a nivel nacional pero reinvindicativamente por ejemplo a nivel sindical.” (E6)

No obstante surge información interesante respecto a las características identitarias de la organización, incluidos elementos de estas dos dimensiones manejadas en nuestras preguntas de investigación. Una diferencia en relación a otras redes es señalada por una de las entrevistadas:

“Cuando comparas con otras redes también de educación regionales o internacionales ves que el proceso ha sido inverso. Estas son un cascarón que tiene una función de representación pero no necesariamente un trabajo coordinado o al servicio de sus objetivos o de organizaciones que le dan sustento. Es como el riesgo de quedar descolgado de las experiencias más de base, más concretas de la realidad.” (E6)

En este caso se trata de redes globales pero que no han encontrado o no han construido los mecanismo para mantener el contacto con sus orígenes. En muchos de estos casos no está dentro de las intenciones del mismo lograr la conexión global local. Es muy difícil avizorar la continuidad de este tipo de iniciativa y su capacidad de incidencia dado que no tiene una de las fuentes fundamentales de recursos reflexivos como es la conexión con lo local. Se puede hipotetizar que tienen a perder su categoría de red y convertirse en grupos cerrados entorno a afinidad de valores e intereses o convertidas en “turistas”.

Un cambio de mentalidad y cultura de los integrantes y los liderazgos es fundamental para la transición de una organización jerárquico – piramidal a una en red. Cuando se consolida se convierte en otro factor identificatorio:

“El tema es el cambio conceptual metodológico que es pasar de concebir a la Repem como una estructura jerárquica y de representación y donde lo que importa es saber quién ocupa los cargos de poder, y quién hace los viajes, etc. Pero que es muy difícil mantener si no tienes proyectos concretos que mantengan el nexo entre lo regional con lo local. Esto no es una federación que tienes que representar a tu Ong para ocupar un cargo en algún lado o en la dirección. Sino que tiene que ver con que lo que hagas con tu organización, en tu zona tenga que ver con lo que la Repem propone y ahí el interés es mutuo. Es donde empieza a cambiar la lógica.”

Las diferencias entre las Ong socias se basan en las características de los proyectos que implementan o los temas que impulsan como prioritarios. Un aspecto son diferencias ideológicas en cuanto a inclinación hacia el feminismo o hacia la educación popular. Si bien esto fue una discusión históricamente saldada aún quedan tendencias al interior de la red. Esquemáticamente se podría identificar la orientación feminista con una línea más propositiva o de advocacy y la de educación popular con el trabajo más directo con organizaciones de base. En tal sentido, las primeras tienden a trabajar más a nivel global y las otras a nivel local y micro.

Pero estas prioridades y orientaciones no se establecen sólo en base a definiciones internas de las organizaciones, sino que forman parte de los efectos de la conexión global - local que la red ha implicado.

La incorporación a sus agendas de los temas discutidos en las cumbres ha inducido al desarrollo de actividades e iniciativas en colaboración con otras instituciones. El diálogo e iniciativas inter-institucionales y fuera del ámbito de las propias Ong ha constituido un aprendizaje. El trabajo conjunto con distintas reparticiones y niveles del Estado ha dejado también como resultado la posibilidad de incidir en la realidad local con transformaciones concretas. A su vez la novedad de estas experiencias habilitan nuevas consideraciones y reflexiones que repercuten sobre las posiciones o definiciones que la Red impulsa en las instancias globales. Muchas veces estas iniciativas locales no son propositivas sino que asumen la forma de demanda de cumplimiento de los acuerdos internacionales y reivindicativa de dichos derechos acordados por los gobiernos.

Sin embargo, la tensión local–global existe y en ciertos puntos es irreconciliable. Uno de estos aspectos son los ritmos de trabajo en ambos niveles cuando la velocidad de los eventos y demandas de participación a nivel global es mucho mayor.

“Hay un problema de tiempos ya que el trabajo a nivel local no acompasa las demandas a nivel global. Lograr resultados a nivel local significa respetar ciertos procesos y procedimientos. El nivel global no te da tiempo de implementar determinados procesos y te empuja a tomar decisiones y opción por algunas posturas mucho más rápidamente, mucho más exigente y más rápido que un proceso barrial o productivo.” (E6)

Se puede afirmar que este aspecto ha sido mejorado y contenido mediante la utilización de Internet. No obstante, aún sigue siendo una dificultad que implica no sólo asumir la responsabilidad política de la decisión inconsulta que se tome, sino contar con la información y el asesoramiento necesario para la misma. Otro aspecto de esta tensión local/global es marcado por una de las entrevistadas es que:

“Hay una tendencia ahora a lo más propositivo pero no es tan lineal, porque en general se mezclan cosas, se trabaja a distintos niveles. ¡Llegar a un nivel propositivo tampoco es tan fácil! Cuando trabajas a nivel internacional es muy delicado el juego que uno hace en la parte de representación. Tienes que lograr juntar los intereses y balance entre las distintas realidades y notas que eso te cuesta hasta cuando haces la tapa de un libro. Tenés que dar como un marco, pero las propuestas más concretas cada uno la tiene que hacer a nivel local.” (E6)

La diversidad que hace a la riqueza de la propia red es un tema difícil de manejar. En los aspectos propositivos tienen que estar reflejados los distintos perfiles identitarios y culturales, de ahí la importancia de la relación y vinculación permanente entre lo global y lo local. Por un lado, para lograr ese mix necesario, por otro para que las propuestas concretas se adapten a las características locales más específicas.


CONCLUSIONES

En este artículo buscamos responder a ciertas preguntas teóricas y empíricas a través del estudio de caso de una red de organizaciones, la Repem. Sosteníamos que la organización en red es la que permite la conexión local - global mediante la utilización de Internet y que esta a su vez, induce a la articulación local/global que conlleva el paso de una conciencia de resistencia a otra de proyecto.

Observamos que la reestructura organizacional de la Repem y la innovación en la tecnología de las comunicaciones son procesos que forman parte de un mismo fenómeno: el pasaje de una organización de carácter jerárquico-piramidal a una en red. La transformación de la organización se llevó a cabo en simultáneo con la incorporación de nuevas estrategias comunicacionales que a su vez incorporaban las nuevas tecnologías, en particular Internet. La dinámica del proceso de cambio fue de influencia mutua y recursivo. En la medida que se procesaron los cambios organizacionales y se incorporaba Internet, esta incorporación generaban nuevas transformaciones comunicacionales que volvían a modificar la dinámica organizacional, lo que volvía a modificar y profundizar el pasaje de la organización anterior a la organización en red.

Esta transformación tecno-organizacional se caracterizó por la apertura del grupo fundador de la organización, consolidando una red abierta. El pasaje de una organización basada en lazos fuertes constituyendo una red cerrada se transformó en una red de Ong caracterizada por el progresivo aumento de los lazos débiles y la complejización. El pasaje de una organización fuertemente centralizada a una descentralizada encuentra sustento y estímulo en la transición de la base presencial de las relaciones a la virtual. Esto se refleja en la utilización de Internet, básicamente el correo electrónico - para las comunicaciones internas, para las comunicaciones inter – organizacionales y para la conexión con el ámbito global. La complejización de la organización en red se evidencia también por el aumento progresivo de flujos de información. Distintas estrategias y actividades de la Repem dan cuenta de ello: a) el rol informativo y articulador del Boletín; b) la trascendencia de los Seminarios Virtuales que constituyen verdaderos hitos de reflexión/acción, de conexión global/local, de construcción de agenda y de la discusión política interna. La utilización de Internet induce al aumento de la velocidad e inclusividad con la que se toman las decisiones en distintos niveles. Las reuniones on–line del Comité Directivo son un indicador significativo.

Hemos corroborado cómo estos cambios han mejorado la integración global/local y ubicamos a la Repem en lo que llamamos un nivel meso, que es el que cumple el rol articulador entre lo global y lo local. A partir del flujo de información, de la articulación de actividades globales con las instancias locales, de la transmisión de las experiencias locales a los ámbitos globales, es que la organización ha creado una dinámica que basada en su estructura red funciona en forma continua. Se trata de la construcción de mecanismos de conexión permanente entre lo local y lo global, recurriendo a actividades y recursos diversos. Esto permite mantener viva la red, influir sobre procesos globales y transformar las realidades locales a través de la apertura informativa y cultural que esta conexión les provoca. En este sentido, los esfuerzos se dirigen en tres dimensiones: a) los aspectos de contenido y de agenda, b) la vinculación con el entorno y el aprovechamiento de los recursos existentes y c) la importancia de la complejización progresiva de la red a través del aumento de los vínculos.

Si bien este nivel meso adquiere cierta autonomía no se despega totalmente de las bases de la red, no se transforma en un “cascarón” vacío, o “grupo de amigas”. Hay un cuidado especial dirigido a no conformar una nueva clase de “turistas” de la que nos habla Bauman. Por el contrario, hay en esta conexión lograda ente lo global y lo local, una búsqueda intencional y una consolidación de la movilidad. La red “deslocaliza” y permite la movilidad a través de la información, la reflexión/acción inter – local y la construcción de un proyecto incluyente y diverso. Facilita la “movilidad de los excluidos” tanto a través de la presencia de sus intereses en los ámbitos globales como espacial y virtualmente.

Esto no se lleva a cabo sin dificultades debido a diversos motivos y limitaciones – de recursos, infraestructura, tiempos, etc. -. Sin embargo, una tensión global- local es permanente e inevitable en dos aspectos centrales. Por un lado, la velocidad de las decisiones a nivel global resultan incompatibles con los tiempos de “lo local”. Por otro lado, la misma diversidad, característica de la progresiva apertura de la red y de las Ongs, constituye un elemento que presenta dificultades en el trabajo. La diversidad a la vez que es un factor fomentado desde la organización y enriquece la red, se transforma en una cuestión difícil de resolver en términos de representatividad en las diferentes instancias. De todas formas, estos esfuerzos parecen ver sus frutos en contrarrestando el proceso “localizador” de la estratificación social contemporánea según Bauman. Este estaría asociado más a redes cerradas y entre iguales, constitutivas de una fragmentación social a nivel local y este proceso de reticulación inclusiva lo estaría contrarrestando.

El éxito en esta transformación no se puede reducir a su base tecnológica y mero cambio de estructura organizacional, sino que aparecen otros componentes relativos a aspectos de contenido de las relaciones. El sentido de pertenencia así como una nueva cultura organizacional resultan dos componentes importantes. El primero encuentra sus bases en los elementos convocantes de la misión. No obstante, esto no es suficiente para conformar dicha identidad colectiva, sino que se suman otros valores como son el compromiso con los excluidos y los sectores populares, el predominio de la relación entre iguales al interior de la red, los beneficios o el reconocimiento que esta otorga y el “sentirse acompañado”. La “nueva cultura organizacional” se vincula a alguno de estos aspectos ya que implica la transparencia en las decisiones y en el procedimiento, la reciprocidad en los intercambios de beneficios y responsabilidades, y la articulación de estrategias individuales y colectivas.

Esta dinámica no está ajena a las acciones intencionales de los integrantes de la red y en particular de las personas que la lideran ya que debe haber una intención política y un trabajo específico dirigido a fomentar la apertura de la red y conciliarla con procedimientos transparentes para regular las estrategias personales. Esto implica ceder ciertos espacios de poder al interior de la organización y compartir los privilegios y beneficios. Para ello es necesario conjugar la apertura de la red o amplificación y densificación de los vínculos con la definición y focalización de objetivos. Esto se implementa en la Repem centrando la organización en los aspectos temáticos y de valores que incluye la misión de la red.

Este proceso se ha llevado a cabo mediante la introducción de mecanismos y procedimientos escritos y acordados (cambio en las comunicaciones y la introducción de la planificación estratégica). Estos mecanismos son flexibles en la forma de su implementación pero rigurosos en su cumplimiento. Como en otras redes, predomina la consolidación de nuevas prácticas frente la formalización o reglamentación de la relaciones. Estos elementos se relacionan al Tercer Sistema de Valores que plantea Villasante. Hay una construcción desde lo sustantivo y conceptual pero también desde las nuevas prácticas y formas de actuar, desde una nueva cultura organizacional, ética, responsable, democrática, participativa, horizontal, plural, flexible y que fomenta la “movilidad”.

Un elemento discutido en este artículo es que para las Ongs socias la conexión global/local ha significado un cambio hacia la identidad proyecto que se ha reflejado en su accionar. Este aspecto resulta más difícil de confirmar. Si bien a través de las prácticas y actividades se confirma un fuerte componente propositivo resulta insuficiente la información recabada para afirmar que constituye un componente identitario. La influencia del feminismo en la Red ha introducido, sin lugar a dudas, cierta tendencia propositiva y de búsqueda de incidencia en las redes globales de poder y es posible visualizar un peso mayor de una identidad proyecto aunque no necesariamente como transición desde un predominio de una identidad resistencia anterior.

No podemos afirmar que exista una relación lineal entre la identidad y el nivel global o local. La inserción a nivel global de la red ha sido a partir de una actividad propositiva a la vez que ha contenido elementos reivindicativos, y de resistencia frente a corrientes dominantes en ese ámbito. Más bien lo que descubrimos en este caso es que el proceso tecno - organizacional de constitución de la organización – red ha producido una dinámica que induce la recursividad de la relación local–global–local .... Esto impide la consolidación de comunidades de resistencia. Vale decir, el acceso a la información, la inclusión de temas del otro ámbito (local o global) en la agenda, el debate conceptual y desde la práctica, las demandas hacia elaboraciones propositivas así como el aumento de la diversidad en los contenidos de los intercambios, constituyen factores que interpelan permanentemente el “refugio en lo comunitario”. Desde el análisis de las redes se trata de un proceso en el que la apertura y el aumento de los lazos débiles nutre las redes y las densifica y se produce una tendencia opuesta al cierre de la misma en torno a lazos fuertes y por ende fortalecedores de una identidad autoreferenciada de un colectivo reducido. La mencionada apertura se refiere no sólo a lo informativo, sino que tiene componentes de intercambio interinstitucional en torno a iniciativas y prácticas concretas, tanto a nivel global como local.

Como afirma Castells, esto es viable gracias a la existencia de Internet como base tecnológica de la conexión local – global. La evidencia de esta investigación nos indica que no es ajustado asociar las distintas identidades con el ámbito – global o local - en el que se desarrollan. Sino que esta interacción local – global constituye una nueva realidad identitaria que sólo es posible por la existencia de dicha herramienta tecnológica. La pertenencia a una red entra en contradicción con la constitución de comunidades de resistencia en tanto redes cerradas y nucleadas únicamente en torno a valores. La información que entra por la red interpela los discursos cerrados ya que la dinámica de la red “abre” el discurso local y constituye una interacción que también nutre a “lo global”. Contrariamente, si la red no logra contemplar lo local o las identidades de resistencia, se aleja y pierde la base y el insumo para la construcción del proyecto. Esto repercute sobre lo local que continúa su proceso de fragmentación. En definitiva, la nueva realidad tecno – organizacional de estas organizaciones sociales no se limita a articular proyectos alternativos que surgen en lo local sino que genera un producto identitario nuevo. Este se construye a través de la articulación de la diversidad de sentidos, creando una meta–identidad nucleadora.


REFERENCIAS BIBLIOGRAFCAS

Bauman, Z. (1998) La Globalización. Consecuencias Humanas. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires.
Beck, U. (1998) ¿Qué es la Globalización? Paidós. Barcelona.
Hannerz, U. (1986) Exploración de la ciudad. Fondo de Cultura económica, México.
Castells, M. (2000) Conferencia Inaugural del Doctorado sobre Gobernabilidad en la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Universidad Oberta de Catalunya, Barcelona.
Castells, Manuel (1997) La era de la información. Economía, Sociedad Cultura. Vol. II El Poder de la Identidad. Alianza Editorial.
Castells, Manuel (2001).”Materials for an exploratory theory of the network society” British Journal of Sociology, enero 2000, Vol. 1, pag. 5 – 24.
Castells, Manuel (2001). La Galaxia Internet. Reflexiones sobre Internet, empresa y Sociedad. Ed. Areté.
Granovetter, M. (1978) The strength of weak ties. American Journal of Sociology 78 (6): 1360-80.
Lomnitz, L.(1996) Cultura política: una visión antropológica. Debates en Sociología Nº 20-21, PUC, Lima, Perú.
Morin, E. (1997) Introducción al Pensamiento Complejo. Gedisa, España.
Rivoir, A. L. (2001) "Relaciones entre las Redes y la cultura local: El caso de la clasificación de los residuos en cuatro localidades del departamento de Colonia.” Tesis de Maestría en Desarrollo Regional y Local. Universidad Católica del Uruguay – Centro Latinoamericano de Economía Humana. Montevideo.
Taylor, S.J. y R. Bogdan. (1986) Introducción a los métodos cualitativos en investigación. Paidós.
Villasante, T. R. (1998) Cuatro Redes par Mejor - Vivir. Tomo 1. Del Desarrollo Local a las Redes para mejor - vivir. Buenos Aires: Lumen - Humanitas.
Wasserman, S.; Faust, K (1994) Social Network Analysis. Cambridge University Press.
Wellman, B. (2001) “Living Networked in a Wired World: The persistence a Transformation of Community”. Informe para la Comisión de Leyes de Canadá. Preparado por Wellman Associates.

ENLACES ELECTRÓNICOS
www.repem.org.uy
Sitio de la REPEM - Red de Educación Popular entre Mujeres de América Latina y el Caribe.
http://www.dawn.org.fj
Sitio de DAWN - Development Alternative with Women for a New Era.
http://www.web.net/icae/
Sitio del ICAE – International Council for Adult Education.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada